27 de outubro de 2008

Espanha e o seu "Plan África"

Pois é... "nuestros hermanos" sabem bem o que querem com (e de África)... E de que parte de África estamos a falar? Por quê e para quê? Nada mais claro do que ler este Plan África...






Objetivos generales y prioridades geográficas del

El Plan África se articula en torno a siete grandes objetivos para cuya consecución se establecen otras tantas líneas de actuación:


■ La contribución al afianzamiento de la democracia, el respeto a los derechos humanos,
la paz y la seguridad, preferentemente en el marco de la Unión Europea y siempre al amparo de
la ONU y la legalidad internacional.
■ La lucha contra la pobreza y la contribución a la agenda de desarrollo de África, de conformidad con las previsiones del Plan Director de la Cooperación Española 2005-2008. En este marco, el Plan África presta una atención especial al apoyo a las políticas de salud en África y la lucha contra las grandes pandemias.
■ El fomento de la cooperación para regular adecuadamente los flujos migratorios procedentes de la región subsahariana y combatir el tráfico ilegal de personas.
■ La participación activa en el desarrollo de la Estrategia de la Unión Europea hacia África.
El refuerzo y la diversificación de los intercambios económicos, así como el fomento de las inversiones, sin olvidar la creciente importancia estratégica de la región subsahariana, y en particular el Golfo de Guinea, para nuestra seguridad energética y las oportunidades de negocio en el sector de hidrocarburos para las empresas españolas.
■ El fortalecimiento de la cooperación cultural y del conocimiento y aprecio mutuo, la promoción del español y, en este marco, la inmediata puesta en marcha, conjuntamente con el Gobierno autonómico canario y las administraciones locales insulares, de una Casa África con sede en Las Palmas.
■ El incremento de la proyección política y de la presencia institucional de España en la región.


Desde un punto de vista geográfico, el Plan distingue tres categorías de países de especial relevancia:

Países de interés prioritario, que responden a varios de los objetivos señalados: Guinea Ecuatorial, Senegal, Malí y Nigeria en África Central y Occidental; Angola, Namibia, Sudáfrica y Mozambique en África Austral; y Kenia y Etiopía en África Oriental. También se incluye a Mauritania por su importancia estratégica y su condición de país bisagra entre el Magreb y la región africana occidental y saheliana.
■ Países de interés específico, ya sea por ser origen o tránsito de inmigración irregular, por sus potencialidades económicas, pesqueras y turísticas o por la existencia de relaciones intensas de carácter histórico, cultural o de cooperación: Ghana, Camerún, Níger, República de Guinea, Guinea–Bissau, Gambia, Gabón, Tanzania, Seychelles, Cabo Verde y Santo Tomé y Príncipe.
■ Países de especial seguimiento, que se deriva tanto de su potencialidad a medio plazo como de su situación de inestabilidad que supone un riesgo para la paz y la seguridad regionales: Costa de Marfil, Zimbabwe, Sudán, Chad y República Democrática del Congo.

Adicionalmente, España otorgará particular importancia al refuerzo de su colaboración con el gran organismo panafricano de integración, la Unión Africana, la iniciativa NEPAD (New Partnership for African Development) y la CEDEAO-ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), interlocutores insoslayables para asuntos como el mantenimiento de la paz y la solución pacífica de conflictos, el desarrollo económico sostenible o la regulación de movimientos migratorios.

El esfuerzo de priorización en absoluto significa que España renuncie a desarrollar actividades o a reforzar sus lazos en otros países y regiones. Antes al contrario, la razón de ser del Plan África se halla precisamente en la vocación de España por incrementar su presencia en todo el continente.



Mozambique

Desde que en 1990 sentó las bases de un Estado de Derecho, Mozambique ha vivido una era de paz, estabilidad y crecimiento, y es generalmente señalado como ejemplo de una satisfactoria gestión en materia de resolución de conflictos y reconstrucción post-conflicto. Mozambique sigue siendo uno de los países más pobres del mundo, pero también un ejemplo en cuanto a absorción, coordinación y articulación de la ayuda al desarrollo. Es el país de África Subsahariana en el que más AOD invierte España, y el sexto receptor de AOD española a nivel mundial.

El desarrollo con plena normalidad de las elecciones presidenciales y legislativas de diciembre de 2004 ha dotado al país de una necesaria estabilidad para afrontar los ingentes retos de desarrollo económico y social, de acuerdo con el Documento Estratégico de Lucha contra la Pobreza Absoluta para el período 2006-2009, elaborado por las autoridades de Maputo y que ha recibido el apoyo de la comunidad internacional.

Desde el punto de vista político España y Mozambique mantienen una excelente relación desde hace largo tiempo que se manifiesta en un frecuente intercambio de visitas a diferentes niveles. Sin duda, el capítulo más sobresaliente de nuestra relación bilateral es el de la cooperación al desarrollo, con actuaciones emblemáticas como el apoyo al Centro de Manhiça de Investigación en Salud y para la lucha contra las enfermedades transmisibles, principalmente la malaria. El objetivo de la ayuda en Mozambique sigue siendo la reducción de la pobreza absoluta, a través del desarrollo sostenible, social y económico, para combatir la desigualdad y fomentar la extensión de los servicios sociales básicos y la consolidación de la estabilidad política.

Existe una cercanía cultural y lingüística que permite prever un gran potencial en las relaciones entre España y Mozambique. Además, la importancia histórica en el proceso de creación de nuestro sistema de cooperación al desarrollo hace que la presencia de nuestra sociedad civil en este país sea especialmente destacable.

Por todo ello Mozambique se sitúa entre los países a los que el Plan África dedica un interés prioritario, y en él se desarrollan actuaciones en todos los ámbitos:

■ El diálogo político fluido y abierto que existe entre España y Mozambique se intensificará durante la vigencia del Plan África, con el objetivo de lograr su institucionalización mediante la firma de un Memorando de Entendimiento que regularice un sistema de consultas bilaterales periódicas a diferentes niveles y amplíe el espectro de temas a tratar.
■ En este sentido España fomentará que Mozambique se convierta en un socio estratégico en el diálogo entre la Unión Europea y África así como en el lanzamiento de iniciativas en otros foros multilaterales y en particular en el ámbito de Naciones Unidas.
■ En línea con los compromisos asumidos en el Acta de la VI Comisión Mixta de Cooperación, celebrada en Maputo en junio de 2005, Mozambique se mantendrá como el principal receptor de fondos de ayuda no reembolsable bilateral española en África Subsahariana, con un monto de 60 millones de euros de ayuda no reembolsable en el periodo 2005-2008. Asimismo Mozambique se consolida como el máximo exponente en la región para la utilización de nuevos instrumentos como el apoyo presupuestario, tanto directo como sectorial.
■ En el ámbito económico y comercial se potenciará la presencia de inversores españoles que acompañan el proceso de desarrollo económico en Mozambique, fomentando la diversificación de los sectores en los que están presentes las empresas españolas.
■ La afinidad cultural entre las sociedades española y mozambiqueña, la importante presencia de la sociedad civil española en el país y la cercanía lingüística convierten a Mozambique en escenario adecuado para actividades de cooperación cultural para el desarrollo, así como para realizar importantes contribuciones para la programación de la Casa África.
■ Desde el punto de vista institucional la Embajada de España en Maputo se verá reforzada con un funcionario diplomático adicional que permita garantizar el adecuado seguimiento de las intensas relaciones existentes en todos los ámbitos.