25 de setembro de 2009

Una vacuna que genera optimismo después de 20 años de frustración

PROTECCIÓN FRENTE AL VIH POR PRIMERA VEZ

Una vacuna que genera optimismo después de 20 años de frustración

  • Es pronto para pensar en la comercialización de la terapia, según los expertos
  • Las conclusiones pueden impulsar estos trabajos después de varios fracasos
Una manifestación de activistas en EEUU (Foto: Eric Thayer)Una manifestación de activistas en EEUU (Foto: Eric Thayer)


MARÍA VALERIO

MADRID.- Los expertos de una punta a otra del planeta han recibido con optimismo los datos de la primera vacuna que ha logrado demostrar una protección del 30% contra el riesgo de infección por el virus del sida. Al mismo tiempo, y casi a partes iguales, piden cautela y recuerdan que cualquier inmunización necesita una protección de entre el 70% y el 90% para llegar al mercado.

La primera en reaccionar al anuncio realizado en Bangkok de los resultados de un ensayo con 16.000 participantes ha sido la propia Organización Mundial de la Salud (OMS). En un comunicado conjunto junto a la agencia de Naciones Unidas para el VIH (ONUSIDA), la OMS se muestra "optimista sobre el mayor ensayo clínico con una vacuna sobre el VIH llevado a cabo hasta la fecha".

De hecho, Mariano Esteban, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que también trabaja en una vacuna en nuestro país, reconoce que uno de los mayores logros de esta experiencia es haber puesto en marcha una infraestructura tan grande para seguir a esta población durante tanto tiempo."Es importante porque se trata de la primera vez [que vemos eficacia]", señala a elmundo.es, "pero esto no quiere decir que ésta vaya a ser la vacuna".
Las conclusiones, que muestran que este producto reduce un tercio las infecciones, "representan un gran avance científico y son la primera demostración de que [la terapia] puede funcionar en la población general adulta". Por eso, ambas agencias han querido felicitar a los investigadores, que forman parte del ministerio tailandés de salud, el ejército de EEUU y su principal organismo dedicado a las enfermedades infecciosas, el NIAID.

Una prueba de concepto

A la OMS no se le escapa que un 30% de protección es algo "modesto", pero como explica a elmundo.es el doctor Josep María Gatell, responsable de Enfermedades Infecciosas y Sida del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), lo importante es que se trata de "una prueba de concepto de que la vacuna contra el sida será posible; algo que hasta ahora se dudaba". De hecho, como explica este especialista en infecciosas, el hallazgo tiene una importancia especial en un momento en que empezaba a cundir la frustración en este terreno. "Dada la repercusión mediática y social que tendrá, es posible que se impulsen los esfuerzos y la financiación, justo ahora que empezábamos a tener muchas dudas tras varios fracasos", reconoce desde Barcelona.

Queda por ver, como recuerda la OMS, cuánto dura la protección de la vacuna y cuáles son exactamente sus mecanismos de protección; "por lo que es pronto para pensar en su comercialización únicamente con los resultados de este trabajo". Además, como advierte la organización, debido a los modestos beneficios de esta terapia inicial, hay que pensar que la vacuna deberá emplearse como herramienta complementaria junto con otras estrategias preventivas.

No hay que olvidar además, como señala el investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid (adscrito al CSIC), Luis Menéndez, que "para que una vacuna sea efectiva tiene que ser barata y no creo que éste sea el caso". Aunque muchos recelan por unos resultados que no se han publicado aún en ninguna revista científica, Esteban aclara que los detalles se darán a conocer en el próximo congreso de vacunas de VIH que se celebrará el próximo mes de octubre en París.