4 de novembro de 2009

El candidato a vacuna contra la malaria RTS,S, encaminado a la recta final hacia el registro



El control de la malaria es uno de los problemas más urgentes al que se enfrentan las personas expertas en salud pública internacional. La malaria es endémica en 80 países, donde se declaran alrededor de 247 millones de casos cada año. A pesar de los esfuerzos de control aplicando medidas como las mosquiteras y los tratamientos farmacológicos preventivos (profilaxis), la malaria continúa matando cerca de 900.000 personas cada año. África concentra el 86% de los 247 millones de nuevos casos anuales; 20 millones de los cuales son niños y niñas menores de un año. La malaria es la primera causa de muerte en África. Tal como señala Clara Menéndez, doctora e investigadora del Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB), “de tratamientos hay, pero no llegan a los enfermos de casi ningún país de África subsahariana, que es donde hay más malaria”.

Pedro Alonso, director del CRESIB y del Centro de Investigación de Manhiça (Mozambique), lidera los ensayos de la RTS,S, de GlaxoSmithKline Biologicals, el primer candidato a vacuna contra la malaria y el que recibe mejor apoyo de laPATH Malaria Vaccine Initiative (MVI).

Hasta el momento se han llevado a cabo los estudios de fase I y II de la RTS,S con más de 2.000 niños y niñas de entre 1 y 4 años, los cuales han servido para corroborar los niveles de seguridad y los niveles de eficacia. Estos estudios demuestran que es capaz de reducir los episodios clínicos de malaria grave un 38 % y los casos de malaria leve un 30%. Los últimos estudios publicados este año han demostrado que puede inducir esta eficacia hasta 45 meses después de su administración. La RTS,S, pues, es el primer candidato a vacuna contra la malaria que demuestra una eficacia significativa y un perfil de seguridad clínica aceptable. Por esto queda justificada la ya iniciada fase III de su ensayo clínico, la cual incorpora hasta 16.000 niños y niñas de 11 centros ubicados en 7 países africanos: Mozambique, Tanzania, Burkina Faso, Gabón, Ghana, Kenya y Malawi. Se espera que esta investigación confirme en una gran cohorte de niños y niñas la eficacia y el perfil de seguridad de la RTS,S. “Será una vacuna de primera generación. Su eficacia será moderada y no se administrará a todos los grupos de población, se deberán definir cuáles serán", comenta el Dr. Alonso.

Así pues, si se obtienen lose resultados esperados, se prevé que entre el 2010 y el 2011 se presente la primera solicitud oficial para luz verde al registro de la RTS,S a las agencias encargadas de autorizar su comercialización: la FDA (Food and Drug Administration) en los Estados Unidos y la EMEA (Agencia Europea del Medicamento) en Europa.

Fuente: El País

Foto: Centro de Salud de Manhiça (Mozambique) - HOSPITAL CLÍNIC

Vie, 30/10/2009 - 14:25 —