2 de outubro de 2011

Lo que es normal, según Botín


Sobre lo que es normal hay opiniones. No debería extrañar que, con cinco millones de parados y constantes recortes salariales y sociales, la gente se eche a la calle y opine que los políticos no les representan. Sin embargo, lo que para muchos es normal, para Esperanza Aguirre es el embrión de un golpe de Estado. Ítem más. Es extraño que los empresarios tributen como mileuristas, o que el Banco de España se entere siempre el último del agujero de las entidades que vigila o que el Gobierno crea hoy que beneficia a España no privatizar las Loterías cuando el martes pensaba lo contrario. Para algunos, en cambio, es lo más normal del mundo.

Ver en Público