2 de outubro de 2011

Rania amada, reina odiada






Desde que la monarca fue acusada de corrupción, algo ha cambiado en el reino hachemí. La familia real ya no es intocable. Preparada, glamurosa y popular en el extranjero, resulta difícil encontrar a alguien que hable bien de ella en Jordania. La 'primavera árabe' no ha hecho más que empeorar este síndrome de María Antonieta.


ver en El País