30 de abril de 2012

Declaración de las entidades del Tercer Sector de Acción Social de Burgos





ANTE LOS RECORTES EN POLÍTICAS SOCIALES Y SERVICIOS PÚBLICOS


Mira a tu alrededor. Estamos seguros de que conoces a alguna persona en situación de desventaja por tener alguna discapacidad, adicción, discriminación por razones de género, edad, sexo, por pertenecer a una minoría étnica o ser inmigrante, víctima de maltratos, estar desempleada, carecer de un hogar o por muchas situaciones más… Incluso, a personas en las que se dan varias de estas circunstancias.

El Tercer Sector de Acción Social de Burgos trabaja diariamente prestando apoyo a aquellas personas y grupos sociales que se encuentran en situación más vulnerable o en riesgo de exclusión social, ya sea en nuestra ciudad o en países empobrecidos: a estas personas que, seguro, conoces. Somos un conjunto de entidades sin ánimo de lucro que, surgidas de la iniciativa ciudadana, funcionamos de forma autónoma y solidaria para, precisamente, tratar de impulsar el reconocimiento y el ejercicio de los derechos sociales, así como lograr la cohesión y la inclusión social activa de las personas en todas sus dimensiones.

Sabemos que existen muchas a las que aún no llegamos y que, como consecuencia de la crisis, su número irá en aumento en un futuro inmediato. De hecho, ya estamos registrando un incremento de personas que demandan los servicios de las entidades que formamos el Tercer Sector burgalés. Y paradójicamente, cada vez las atendemos con menos recursos, lo que incide directamente en el alcance y calidad de los servicios que prestamos.

Recortar en políticas sociales y en servicios públicos es ineficaz. Multiplica las situaciones de pobreza y exclusión y a la larga es más caro. Desaprovecha el potencial de una gran parte de la ciudadanía. Amplía el desequilibrio social. Profundiza la crisis en la que nos encontramos, afectando cada vez a más y más personas, familias, comunidades, etc. Bien al contrario, las organizaciones del Tercer Sector burgalés:

  • definimos las políticas sociales y los servicios públicos como una inversión, y no como gasto;
  • consideramos indispensable mantener los recursos destinados a políticas sociales y servicios públicos;
  • creemos en una sociedad basada en valores de justicia, solidaridad y cohesión social;
  • compartimos el objetivo común de defender los derechos de quienes necesitan nuestra ayuda en nuestra ciudad, en nuestra comunidad, en nuestro país o en los países empobrecidos.

En consecuencia, las entidades del Tercer Sector burgalés, al tiempo que asumimos y mantenemos nuestra responsabilidad en la atención y mejora de las situaciones de desigualdad y exclusión (y las que no están vinculada a la crisis también), nos comprometemos a defender los principios anteriormente expuestos y a denunciar cuantas acciones traten de vulnerar los derechos de las personas y las comunidades.

Esta declaración es nuestro primer acto de denuncia. Un acto que busca la reflexión de la ciudadanía sobre la situación de quienes necesitan nuestro acompañamiento y sobre la defensa de los derechos sociales que tanto trabajo hemos invertido en conseguir.